Últimas Noticias
recent

Minería no puede ser futuro económico de RD

República Dominicana con una limitada superficie de 48,730 km² no puede centrar su desarrollo y bienestar integral en la explotación minera, pues indefectiblemente esta devastadora industria implica zarandear de tal manera el medioambiente que termina dejando a su paso tan solo una gran estela ecocida de la biodiversidad, los ecosistemas, ríos y en conclusión, modificando la vida de los seres que por siglos han coexistido en un mismo hábitat.

La minería ha llegado a representar hasta más de un 20% según varios informes del Banco Central de la República Dominicana en el crecimiento del Producto Interno Bruto dominicano. Esto mueve a preocupación por el hecho de que se trata de una participación insostenible en el tiempo y puede crear confusión y hasta conformidad con los niveles de crecimiento económico sobre esa base, que por demás es muy vulnerable.

Los crecimientos económicos que se generan sobre la plataforma del desarrollo de tecnologías que tiendan a convertirnos en más competitivos tanto en la agropecuaria, la manufactura, transporte, desarrollo inmobiliario y otras áreas de la construcción, presentan mayores niveles de garantías sostenibles en el tiempo y además, al ser medioambientalmente amigables, pueden fácilmente coexistir con los seres vivos.

Ahora le ha tocado a la provincia de San Juan el turno de ser acosada por transnacionales de la minería que amparadas en “concesiones” harán todo lo posible por devastar las lomas desde donde nacen las aguas que bañan el Valle de San Juan, conocido también como "El granero del sur".
Esta heroica provincia sureña, cargada de tanto coraje y valentía taínos, tiene ahora una cita con la historia, en la cual se convoca a sus mejores hombre y mujeres a escoger el agua de sus montañas, antes que los filibusteros y bucaneros transmodernos arranquen su oro y con ello también el líquido preciado, garante de la permanencia de vida en nuestro planeta.


Por: Carlos Peña carlospena[@]gmail.com
Fuente: Artículo de opinión publicado originalmente en el Periódico Hoy.
Con tecnología de Blogger.