Últimas Noticias
recent

San Juan, tierra de valles, ríos y muchas tradiciones

Catedral San Juan Bautista. Foto: Edward Roustand.

El arte en el interior de la catedral permite apreciar la historia de la provincia

El Sur del país se identifica por sus importantes patrimonios históricos, turísticos y culturales, así como recursos naturales que forman parte del deleite de quienes visitan la región.Ejemplo de ello es la provincia de San Juan de la Maguana, cuya geografía está compuesta de parques naturales con sus montañas, valles, saltos y ríos, a lo que se suman sus plazas, museos, monumentos y la religiosidad popular, como el culto a Liborio.

La provincia dista 200 kilómetros del Distrito Nacional y tiene como municipio cabecera a San Juan de la Maguana, y la ciudad acoge la casa-museo del asesinado periodista Orlando Martínez, las plazas Caonabo y Juan Bosch, el Arco del Triunfo (una réplica del Arco del Triunfo de París, que junto con la Torre Eiffel, son los monumentos más representativo de la capital de Francia) y la Catedral San Juan Bautista, entre otros, sin olvidar el calor con el que su gente recibe al visitante.

Plazas históricas

Uno de los puntos que más llama la atención cuando se está en San Juan de la Maguana, es la plaza Caonabo, levantada en memoria del cacique de Maguana, uno de los cinco cacicazgos en que se dividía la isla a la llegada de los españoles en octubre de 1492.

También se puede apreciar la Plaza Anacaona, ubicada al norte de San Juan de la Maguana, la cual está rodeada de murales alegóricos a la reina indígena y la forma de organización social del cacicazgo.

El Arco del Triunfo


El símbolo que identifica a esta provincia sureña es el Arco del Triunfo. Al llegar al municipio cabecera de la provincia, tiene que detenerse, observarlo y conocerlo, pues la insignia le da la bienvenida al municipio San Juan de la Maguana.

El Arco del Triunfo fue inaugurado en el año 1939, a propósito de cumplirse 100 años del Arco de París, terminado de construir en 1836 por orden de Napoleón Bonaparte para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz.

La Catedral

La Catedral San Juan Bautista, es uno de los atractivos más interesantes y visitados que tiene San Juan de la Maguana.

El templo está ubicado en el centro de la ciudad, frente al parque central Francisco del Rosario Sánchez. Fue creada Catedral el 21 de noviembre del 1953 por el papa Pío XII.
En el año 2006 la Catedral fue ampliada y remodelada, y cuenta en la actualidad con pinturas que recogen la historia y la cultura de las provincias eclesiásticas que componen la diócesis de San Juan de la Maguana: Azua y Elías Piña.

El arte plasmado en el interior de la catedral permite que los turistas contemplen las expresiones culturales e históricas de las provincias.

Museos

Plaza Museo Orlando Martínez. Foto: Edward Roustand.

Los monumentos y plazas que concentra la provincia de San Juan de la Maguana son en sí mismos parte de la historia del país, y una muestra es la plaza-museo erigida en memoria del periodista Orlando Martínez, asesinado el 17 de marzo del 1975, durante los primeros 12 años de Gobierno del expresidente Joaquín Balaguer.

Otro punto frecuentado es el parque José María Cabral, ubicado entre las avenidas Anacaona y 27 de Febrero, en el municipio cabecera, y en el que se encuentra una escultura alegórica a la Batalla de Santomé y una estatua del prócer en cuyo honor fue bautizado el lugar.

Plaza Ceremonial Taína

Plaza Ceremonial Taína. Foto: Iván Ramón

A la entrada del municipio Juan Herrera, se encuentra la Plaza Ceremonial Taína, un espacio donde los taínos desarrollaban actividades festivas como juegos, rituales, bailes y cánticos.

En la plaza se conserva una piedra en la que la tradición dice que se sentaba la reina Anacaona, la esposa del cacique Caonabo.

Como parte de la religiosidad popular de la provincia sureña, está el famoso escenario de “Agüita de Liborio”. Para llegar allí, es necesario pasar por el municipio Juan Herrera y luego llegar a Maguana. Al final de la carretera, se puede divisar el lugar “Agüita de Liborio” donde cada año, cientos de personas van para hacer su “pedido y un ritual” para que “Papá Liborio” le conceda favores.

Lo interesante no es llegar al lugar, sino ver cómo la religiosidad popular se manifiesta allí. Lo primero es que alrededor de la fuente hay tres cruces, que representan la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Al detenerse en la primera cruz se enciende un velón y se coloca una piedrecita en uno de los brazos de la cruz, pidiendo a “Papá Liborio”, un milagro, y así hasta llegar a la tercera cruz.

Al terminar este recorrido, pasa por una pequeña cueva donde se encuentran varios santos y la “mano milagrosa” de “Papá Liborio”, la que también debe tocar al llegar. El ritual concluye con un baño del “Agüita de Papá Liborio”, una fuente cubierta donde las personas entran para darse el baño.

Palma Sola

Palma Sola. Foto: Edward Roustand.

Otro lugar de gran importancia histórica es Palma Sola. Allí, cada 28 de diciembre, fecha en que se produjo la matanza en la comunidad establecida por Olivorio Mateo en el año 1962, cientos de personas de distintos lugares del país se reúnen en este lugar en culto a quien la tradición y la religiosidad popular han bautizado como “Papá Liborio”.

En el año 1962, los hermanos mellizos Romilio y León Ventura, continuaron con el legado religioso popular de Liborio, y crearon en el poblado de Palma Sola, del que en la actualidad solo quedan 10 casas, un movimiento que sigue las enseñanzas que Olivorio impartió por 40 años.

En ese paraje, se encuentran tres cruces pequeñas, y otras tres cruces grandes, donde se reúnen los fieles del olivarismo, en diferentes fechas del año.

La matanza de Palma Sola ocurrió por la influencia del culto a Olivorio Mateo en los campesinos y gente sencilla de los pueblos de los alrededores, lo que el Gobierno pensó podía traducirse en un movimiento político en su contra. Al pasar de los años el olivarismo ha permanecido como un movimiento mesiánico de religiosidad popular autóctono de la zona, pues la gente considera que Olivorio Mateo, nativo de San Juan de la Maguana, justo donde está “Agüita Fría”, era un enviado de Dios.

Babor Arriba y el Pico Duarte

Pico Duarte, el más alto del Caribe, enclavado en San Juan.

En la provincia de San Juan de la Maguana también se disfruta de ríos y saltos que ponen al turista en contacto con la naturaleza, por ejemplo, el Salto Babor Arriba, que es un lugar destinado a disfrutar de un ambiente sereno, fresco y de un agua cristalina. El salto está ubicado en la sección Loma de Babor del distrito municipal de las Charcas de María Nova.

El salto no es de fácil acceso, pero llegar a él, es vivir una de las mejores experiencias de la provincia sureña. Este salto es visitado durante la cuaresma y durante el verano.

Y qué mejor contacto con la naturaleza y la geografía de San Juan de la Maguana que emprender el ascenso al Pico Duarte, que se comienza cerca de la presa de Sabaneta, localizada en la sección con el mismo nombre y a unos 20 kilómetros al Norte de la ciudad de San Juan de la Maguana. Desde esta ruta el Pico Duarte se recorre en tres días, ya que en comparación con los demás caminos este es el más largo y difícil.

Ya en la Presa de Sabaneta, la ruta indica que se llega hasta el Alto de la Rosa, y de ahí se sigue hasta Agüita Fría, Macutico, luego la loma La Pelona, el Vallecito de Lilís y finalmente el Pico Duarte, habiendo completado una ruta de 48 kilómetros en contacto con la madre naturaleza saliendo desde la provincia de San Juan de la Maguana.

San Juan de la Maguan, la ciudad más antigua

Con una población de 241,105 habitantes, San Juan de la Maguana limita al Sur con la provincia Bahoruco; al Este con la provincia Azua; al Norte con las provincias Santiago y Santiago Rodríguez, y al Oeste con la provincia Elías Piña. El poblado fue fundado el 24 de junio de 1503 por Diego de Velázquez, próximo al río San Juan, cerca de la sección hoy conocida como Manoguayabo; próximo a donde estaba el cacicazgo de Maguana, que gobernaba Caonabo y su esposa Anacaona. Fue elevada a la categoría de provincia con el nombre de “Provincia Benefactor”, el 20 de junio de 1938. El 25 de noviembre de 1961 fue cambiado el nombre por el actual de Provincia San Juan, nombrada así por su capital provincial. Se considera que San Juan de la Maguana es una de las ciudades más antiguas del país, ya que ocupa también el mismo valle de la “plaza ceremonial indígena.

Fuente: El Caribe
Por: Juana F. Rodríguez
Con tecnología de Blogger.