Últimas Noticias
recent

Gobierno, religión e industrias influyen en la planificación familiar


Un paquete de condones de los regulares de 3 unidades cuesta RD$140.00, $45 pesos aproximados cada unidad, una pastilla Plan B cuesta $190.00, un tratamiento de pastillas anticonceptivas $700.00 si es que quieres tomar anticonceptivos de calidad; algo fuera del alcance de los pobres para una planificación real y efectiva.

A esto se suma el prejuicio machista de que no se siente lo mismo con el condón, obligando a la mujer al uso abusivo de los métodos anticonceptivos, esto la lleva a no usar ni uno ni otro.

¿Creen entonces que hay interés de reducir la pobreza?  ¡Niños(as) criando niños(as)! Adultos criando 3,4,5 niños(as) en menos de 5 años, sin poderles dar una condición de vida  que garantice las necesidades básicas mínimas.

La educación sexual y la responsabilidad masculina como materia didáctica en las escuelas ¿PÁ' CUANDO? 

Las iglesias apelan a la abstinencia. ¿Acaso es algo fácil de lograr? ¿Quienes lo plantean lo hicieron en su juventud? ¿Y que pasa con el derecho que tiene cada ciudadano del libre albedrío?.

Aún no veo la fortaleza del estado que pueda enfrentar los prejuicios religiosos, que pueda hacer con toda libertad un programa dirigido a crear conciencia del acto sexual, no para la abstinencia, mas bien, para que los ciudadanos entiendan que con el sexo se asume un grado de responsabilidad muy alto, que va desde la concepción de un hijo hasta el contagio de ETS y por eso ha de ser en la política pública una prioridad para el Estado.

Los que viven del alto porcentaje de pobreza, los que se benefician del 32% de embarazos en adolescentes  (politiqueros, religiosos desfasados, dueños de industrias) te dirán que los hijos son una "bendición y nacen con el pan debajo del brazo", esa expresión me suena como la de un capo que escribe "bendecido" mostrando su ostentosa vida ó la expresión "bendecida por Dios" de una chica que se toma una foto en el baño del hotel donde la llevó el marido de su vecina. Creo que traer al mundo un hijo para tenerlo como vagamundo, es el irrespeto mas grande a Dios.

¡Despierta! Tu condición de vida no está a merced de un gobierno, dependerá de los pasos que des en tu vida.

Tener hijos es una responsabilidad al margen de la bendición.

Si te hablamos de planificación, reducimos la pobreza, y eso reducirá la ganancia de muchos sectores que lucran con ella. ¿Ves? estos precios no son pura casualidad, ni tienen que ver con el costo de producción.

Entonces, ¿qué nos conviene más? ¿Tener hijos planificados para darle calidad de vida o tener  uno, dos o tres...hijos sin haber terminado la universidad, sin tener las condiciones económicas, evitando que te vieran como prostituta o descarriado? Son puros paradigmas, no son mas que prejuicios culturales... dile NO a los dinosaurios.

SOBRE EL AUTOR


Victor Gabriel Mascaró Rosario es un joven Abogado sanjuanero y tiene un Master en Derecho y Relaciones Internacionales.
Con tecnología de Blogger.